“Un secreto muy bien cuidado” se a dicho por muchos años y no ha habido poder que lo cambie porque no es destino masivo. Pues resulta que cuando vemos de cerca el estilo de vida de quienes se establecieron en San Carlos, ya sea como retirados permanentes o como un lugar para pasar una parte del año, no podemos menos que estar de acuerdo con ellos que la elección de este paraíso se debe a la calidad de vida, clima, gente, espacio, costumbres y todo eso que hace de este pueblito a la orilla del mar un lugar de ensueño para hacer lo que siempre muchos han deseado.

Es por eso que contra los propósitos de promoción intensiva para convertirlo en un destino turístico, San Carlos se mantiene en su quietud apacible y en armoniosa conexión con el medio ambiente compartiendo con residentes y visitantes todas las maravillas que la naturaleza obsequia a quienes han sabido elegir un espacio para crear una comunidad que crece como una colonia de residencias de todos tipos y para todos los gustos.

Aquellos únicos y exclusivos mercados de norteamericanos ricos ya no son los únicos objetivos de los desarrolladores actuales que construyen casas y condominios; ahora, también un segmento de jóvenes, desde ejecutivos hasta ingenieros en aeronáutica están eligiendo San Carlos como lugar de residencia porque además de estar en México, a la orilla del mar, en un clima envidiable, con todas las comodidades, también gozan de la conectividad, las facilidades tecnológicas y de comunicaciones para estar virtualmente prestando servicios en cualquier parte del mundo. Además, con la cercanía de los aeropuertos de Hermosillo, Tucson y Phoenix, las conexiones con todo el mundo están a pocas horas de carretera.

Las Construcciones

Tener una casa en San Carlos no es diferente de tenerla en Phoenix, Arizona si de tecnología y equipamiento hablamos, en San Carlos se pueden tener la misma tecnología que en Arizona, tanto electrodomésticos como de entretenimiento y de servicios digitales remotos como dispositivos de seguridad, monitoreo, control remoto y administración de recursos, audio, video, Internet o redes privadas con túneles de señal propios. Si a ello agregamos que los materiales de construcción, los planos, las especificaciones e incluso la mano de obra se puede importar al gusto del propietario, una casa en San Carlos, con vista al mar, con todos los servicios de privacidad y exclusividad es posible y ahí, todo lo demás resulta ser cortesía de la naturaleza.

En San Carlos puede usted hacer una inversión en terreno frente al mar, en la colina de una exclusiva cerrada residencial, puede usted pedir su casa a su gusto en la colina frente a la marina, también se puede dar el gusto de comprar un condominio en la torre de Playa Blanca o en La Posada y compartir los gastos de mantenimiento rentándolo a través de la administración o de un operador, como cuarto de hotel mientras usted no lo usa. Esta modalidad de muchos destinos turísticos será también aplicada en la torre COSTESSA, un edificio de apartamentos a la orilla del mar que viene a transformar el estilo de vida y el horizonte de San Carlos.

Los nuevos residentes

San Carlos conserva las colonias residenciales de norteamericanos que han conformado la comunidad más arraigada, pero también ha dado vida una nueva comunidad de residentes jóvenes y ejecutivos de Guaymas, que considerando a esta comisaría como una colonia de la ciudad, decidieron establecerse aquí y con ello el movimiento comercial ha crecido y en su principal calle hay cada vez más comercios y empresas de servicio.

Los corredores y productos

El negocio de Bienes Raíces es, como decía Don Rafael Caballero, como las olas, va y viene en propuestas y en oportunidades, y en San Carlos, por ser una comunidad relativamente joven, el impacto de las fluctuaciones de la economía sea mexicana, norteamericana o mundial, se refleja sensiblemente en el negocio de los inmuebles, principalmente cuando las proyecciones de los desarrollos se han hecho con base en una demanda estimada según los tiempos y las condiciones de un mercado cambiante.

La recomendación en todos los casos es que el cliente solicite la asesoría de un corredor autorizado de bienes raíces, que se asesore cómo adquirir una propiedad en la orilla del mar en donde los requisitos para extranjeros son diferentes que para los mexicanos. Los asesores inmobiliarios de Sonora establecidos y acreditados entre los que figuran algunos extranjeros profesionales, conocen los procedimientos y además están documentados del estado legal y económico de cada propiedad que ponen en venta.

En esta sección poco a poco agregaremos los comentarios acerca de los lugares, rumbos, zonas, colonias residenciales y espacios para vivir en San Carlos y Guaymas.

https://explorasonora.imagenesdesonora.com/listings/san-carlos/casa-terreno/