Los restaurantes de San Carlos

Nuevos dueños, nuevos conceptos

No se ofenda si se topa con un letrero que dice “solo efectivo”, como La Calaca, ni si el menú está en spanglish o los precios están en dólares. Así es el destino turístico con dueños, clientes y mercados mixtos y en transición a una nueva época en la que no se olvidan de la pandemia y van cambiando letreros cada día experimentando con el gusto de los comensales visitantes.

Toritos de El REY beach EN SAN CARLOS.

Es por eso que mientras los exóticos chefs importados hacen torrecitas adornadas con ramitas verdes, las palapas playeras tiene éxito al asegurar al paladar sonorenses la frescura del coctel marisquero o la fritanga de plato caliente con sus micheladas frías. Ahora también ofreciendo desayunos como El Rey, alineado con las taquerías en la principal calle de San Carlos.

Pero vamos en orden: empezaremos por el último sitio, allá en la playa, donde una vez estuvo La Salsa y ahora está el Mesa Cortez, en la bahía Algodones. Mesa Cortez, (con zeta) es un puesto del grupo desarrollador del espacio que una vez ocupó el Club Med y después Paradiso para luego quedar abandonado y ahora desaparecido en demolición por sus nuevos propietarios. Y digo puesto porque es como una marca territorial que además de hacer presencia de propietarios, explora mercados costumbres, segmentos gustos y preferencias, mientras en el transcurso del tiempo se afinan detalles para el macro proyecto inmobiliario turístico en proyecto y en trámites.

Mesa Cortez está en la playa, allá donde estuvo La Salsa. Su concepto es de restaurant gourmet donde gente joven atiende a gente joven y comparten ambiente de muy buen nivel. El enfoque y la meta “target” lo tienen bien definido y su maduración se espera a la vuelta del año, cuando los chicos regresen y las visitas se hagan cotidianas.

Así es San Carlos en los recientes años, muchos rótulos han cambiado y nuevos restaurantes experimentan con muchos de los mismos clientes residentes que van de hora feliz en hora feliz y de novedad en novedad, para luego terminar de parroquianos en el bar en donde empezaron.

Pero la gente joven también está probando con experimentos que iniciaron con El Mercadito junto al templo en el bulevar Gabriel Estrada con una importante inversión, justo en donde una vez estuvo el mercado de San Carlos de Jimmy y dispersos, otros establecimientos desde la Plaza Sea Scape (donde estuvo La Bartina) donde se puso el Chiltepinos, hasta los andadores de las marinas y por todo el pueblo, esperan el bullicio de visitantes foráneos que en estas fechas son puntuales cada fin de semana.

Hay rincones sabrosos, especializados y barras de jóvenes así como restaurantes de manteles largos junto al faro de Marina Real. Continuaremos aportando la info que rola, la que se comenta y la que especialistas en degustación, imagen, publicidad y mercadeo iremos integrando para que quede aquí, establecido y definido, caso por caso, lugar por lugar el destino del destino turístico y residencial que un cliente amigo tuvo a bien llamar “Four Season Destination” mientras que otros siguen reservándose ”los secretos mejor guardadosde los placeres de San Carlos.

e.Yescas- advertising and publishing San Carlos sice 1976

Leave a Reply