Para empezar, aunque es la sierra, es conveniente escoger la fecha, de preferencia en “entretiempo”, pues en invierno tenemos el riesgo de una buena helada y con nieve en las partes altas, mientras que en verano el calor puede ser fuerte y las lluvias frecuentes complican el paso de arroyos que descomponen el camino.

”Entre tiempo” , de Febrero a Mayo y de mediados de Septiembre a Noviembre, son los mejores meses para visitar este municipio sin riesgos de lluvia ni de clima. ¡Claro!, hay quienes gustan de los deportes y aventuras extremas y están equipados, y para ellos “los meses malos” son los mejores. Los viajes a la sierra son excursiones llenas de aventura y emociones pero también deben estar llenos de precauciones para quienes viajan por primera vez pues todas las carreteras son sencillas, sin dobles carriles ni acotamientos y tienen abundantes curvas y pendientes, por lo que el chofer debe tener experiencia y dominio del vehículo que maneja y éste estar en buenas condiciones mecánicas y con llanta de refacción, bandas, agua etc. Allá arriba, se acaba el pavimento y la terracería compactada. Las brechas y los caminos de sierra requieren de otras habilidades que en el curso de esta crónica se describen y se ilustran. Lee Cómo llegar.